Abdominoplastía

Abdominoplastía

Esta operación consiste en la extirpación del exceso de piel y grasa abdominal, más la corrección de la flaccidez muscular. Esta situación de exceso de piel y grasa se suele observar en pacientes que han tenido un gran aumento de peso y pérdida posterior, o en mujeres que han tenido varios embarazos. La abdominoplastía consigue un abdomen mas firme, plano y una cintura mas estrecha, reduce el aspecto abombado del abdomen, dejando a cambio una cicatríz lineal sobre el vello pubiano. Si el cúmulo de grasa y flaccidez de piel está solo por debajo del ombligo, será necesario, solo la realización de una abdominoplastia mínima, también llamada dermolipectomí­a abdominal mínima, ambas proporcionan excelentes resultados.

Liposucción

Liposucción

Técnicamente consiste en aspirar la grasa mediante la utilización de una cánula que esta conectada a un sistema de vacio. Es normal la aparición de hematomas en la región operada, al igual que signos de inflamación local. Generalmente el paciente debe realizar algunas sesiones de “drenaje linfático” para acelerar el proceso desinflamatorio.
La liposucción esta destinada a corregir aquellas regiones corporales en las cuales persisten cúmulos grasos rebeldes a los regímenes dietéticos. Esta técnica ha revolucionado la corrección de estos problemas. Mediante la misma se puede aspirar “grasa” de distintas partes del cuerpo: abdomen, flancos, brazos, caderas, muslos, rodillas, tobillos, mamas, nalgas, cara, cuello, y mejillas.

Gluteoplastí­a

Gluteoplastí­a

Este procedimiento quirúgico consiste en introducir implantes en el área de los glúteos para lograr un aumento notable. No es de las cirugías más comunes pero una cantidad de personas la solicitan para lograr finalmente un mejor aspecto estético en su cuerpo y más atractivo

Implante de Pantorrillas

Implante de Pantorrillas

Hay quienes no logran un desarrollo adecuado de la musculatura de las pantorrillas a pesar de muchos esfuerzos con ejercicios localizados desde la infancia. Estos casos tienen este trastorno genéticamente determinado y hasta hoy la solución se logra exclusivamente con la inserción de implantes de silicona en la profundidad de las piernas alcanzando un aspecto más armónico.

La cirugí­a se realiza con anestesia regional, con una hospitalización de 24 a 48 horas, pero es necesario tener presente que el cuidado con reposo importante durante las primeras semanas es crucial para la obtención de un resultado favorable debido a que esta zona corporal es compleja por la anatomí y por el soporte del peso corporal.