« volver

Liposucción

Técnicamente consiste en aspirar la grasa mediante la utilización de una cánula que esta conectada a un sistema de vacio. Es normal la aparición de hematomas en la región operada, al igual que signos de inflamación local. Generalmente el paciente debe realizar algunas sesiones de “drenaje linfático” para acelerar el proceso desinflamatorio.
La liposucción esta destinada a corregir aquellas regiones corporales en las cuales persisten cúmulos grasos rebeldes a los regímenes dietéticos. Esta técnica ha revolucionado la corrección de estos problemas. Mediante la misma se puede aspirar “grasa” de distintas partes del cuerpo: abdomen, flancos, brazos, caderas, muslos, rodillas, tobillos, mamas, nalgas, cara, cuello, y mejillas.

VER VIDEO